02 mayo 2013

La última gira trágica de Depeche Mode

La última gira de Depeche Mode, el Tour of the Universe, que terminó el 27 de febrero, ha sido reconocida como una de la más exitosas del grupo, con más de 100 conciertos en 40 países. También fue una de las más duras para ellos: «Primero murió mi padre, después le diagnosticaron un cáncer a Dave [Gahan, el vocalista]», explica Andrew Fletcher, teclista del grupo, en entrevista telefónica. «Fue una de nuestras mejores giras, y también la más trágica».

La banda, tótem de la fusión de rock y electrónica y con una trayectoria de 30 años, acaba de sacar al mercado Tour of the Universe: Barcelona (EMI), una caja de lujo que incluye un doble CD y doble DVD con los dos conciertos que dieron en la capital catalana el 20 y 21 de noviembre del año pasado.

«Elegimos Barcelona porque buscábamos un país distinto y por una razón sentimental ya que habíamos actuado allí con anterioridad», cuenta Fletcher. Además, «el público español es especial, se entrega de una manera muy intensa».

Para la elección de las 21 canciones del concierto, explica Fletcher, buscaron un equilibrio entre los temas clásicos y los nuevas: «Un cuarto del disco son nuevas canciones y el resto canciones antiguas, porque nuestro público siempre espera que toquemos Personal Jesus o Enjoy the silence, y también intentamos que estén representados todos los álbumes con una o dos canciones».

El DVD de Depeche Mode se adapta también a los nuevos tiempos, en los que «las compañías discográficas son más pequeñas, las ventas de discos menores y la música en directo se ha vuelto muy popular», reconoce el músico, de 49 años, miembro fundador de la banda a finales de los 70 y que actúa como DJ cuando no está de gira.

Para la grabación de los dos días de concierto, contaron con una cámara sobrevolando el público. En algunas canciones, la conexión entre Martin Gore, la banda y el público es perfecta; parece una coreografía ensayada previamente, lo que, según Fletcher, es fruto «de la improvisación y de la repetición, es algo que hacemos cada noche».

Una de las novedades fue la espectacular puesta en escena, con una pantalla enorme. «En cada nueva gira, tratamos de incluir innovaciones tecnológicas» y, en esta ocasión, las pantallas sirvieron para proyectar las piezas audiovisuales del fotógrafo y realizador holandés Anton Corbijn, conocido también por sus trabajos con U2 o Coldplay.

De Corbijn, Fletcher destaca su talento y «la forma en que se involucró en sus vídeos, el disco y el diseño de nuestra escena». Las siete creaciones audiovisuales de Corbijn también están incluidas en el DVD.

Otra de las joyas de Tour of the Universe: Barcelona es el reportaje, en estilo documental, de 35 minutos, en el que tanto los miembros de la banda como algunos de los técnicos que viajan con ellos cuentan las interioridades, el día a día de una gira colosal que empezaron de manera enérgica y en la que se fueron encontrando con el lado más oscuro de la vida. «La vida también forma parte de las giras», asegura Fletcher.

«Me enteré de la muerte de mi padre el día antes del concierto de Israel», explica. «Fue un golpe muy duro. Cuando te lo dicen, no te lo acabas de creer, especialmente cuando estás en el extranjero». Pero decidió tocar y Depeche Mode salió al escenario.

Después le detectaron un tumor maligno en la vejiga a Gahan. Lo trataron entre concierto y concierto.

En el vídeo, relatan lo duro de estar escuchando al público al otro lado del escenario y saber que el médico está examinando a Dave, y el momento de llevarlo al hospital mientras ven correr hacia el estadio a seguidores que no sabían que se había suspendido el concierto. Pero, después de la operación, la gira continuó. Un tour en el que Depeche Mode demostró su solvencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario