24 septiembre 2014

Lo Mini es la última moda

En la tecnología, como en la moda, hay temporadas en las que se echa la vista atrás y se recuperan viejas ideas para los nuevos aparatos. Ahora toca lo mini. Los móviles encogen, las tabletas vuelven a ser manejables y ya no hay que llevar unos cascos XL. ¿Cómo era el dicho? ¿Las mejores esencias se guardan en frascos pequeños?

El fenómeno es más evidente entre los teléfonos móviles. Tras un par de años en los que lo que mandaba era cuanto más grande mejor, los fabricantes están volviendo a sus orígenes y presentan aparatos más pequeños. Son pocas las marcas que no han sacado una edición mini de su teléfono estrella.

La joya de Samsung, el Galaxy S5, ya tiene un hermano, el Galaxy S5 mini. Es más pequeño, ligero y compacto que su hermano mayor, pero que sea mini en dimensiones no significa que también hayan empequeñecido sus prestaciones, al revés.

Con los auriculares está sucediendo lo mismo. Tras el éxito de los Beats, todo el mundo quería llevar casi un equipo de alta fidelidad colgando de las orejas. Pero vuelven los auriculares pequeños, que casi no se ven. Los más nuevos son los LG Tone Ultra y son el primer wearable de sonido. Además de música, podrás controlar todas las opciones de tu móvil con solo hablarles.

También llevan el apellido mini los nuevos altavoces MUVO de Creative. Caben en la palma de la mano pero con ellos se puede montar una discoteca improvisada. En un ejemplo de que en algo mini puede caber la gran tecnología, estos altavoces están diseñados para aguantar el agua o el polvo que les caiga. Y encima, no necesitan cables.

En las tabletas también hay vuelta a los orígenes y lo mini se impone. Tras unos tiempos en los que cada nueva tableta era más grande que la anterior –las hay que parecen televisores– vuelven las pequeñas, las de siete pulgadas como la nueva Asus MeMO Pad HD 7. Su gran ventaja es que son manejables con una sola mano, y así rivalizan con los libros electrónicos.


Además, también le vale el refrán de los perfumes. Tiene un procesador que ya quisieran algunos ordenadores. Las imágenes se ven en alta definición y, siendo tan pequeña, se permite el lujo de reproducir en sonido en estéreo. ¡Viva lo mini!

No hay comentarios:

Publicar un comentario