22 junio 2012

Lucía consigue la nota más alta en Selectividad

Ayer, a las 7.00 de la mañana, Lucía Cobarro y su madre, profesora de Matemáticas, se despertaron nerviosas para ver en Internet la nota de Selectividad. No lo lograron. «No éramos capaces de leer la última letra del código», explica Lucía. Media hora después, le llegó un mensaje a su móvil con la nota media obtenida, 9,975, y un «apto y suerte». 

«Dejamos de desayunar y comenzamos a celebrarlo», afirma Lucía, que cuando vio la nota no daba crédito. «No me lo esperaba; salí del examen con la sensación de que llevaba 20 días encerrada en casa y la biblioteca...; cuando pensé en el examen creía que había tenido muchos fallos», dice esta estudiante del centro público IES Severo Ochoa de Alcobendas.

Para Cobarro es un «mito que la educación pública sea peor que la privada». «Yo creo que depende de la persona y del esfuerzo que hagas e igual también un poco de la suerte», precisa la joven, que a última hora de la tarde estaba disfrutando de la buena nueva con sus amigos, que le habían preparado una fiesta sorpresa «porque es que hace poco fue mi cumpleaños». 
Los resultados de sus exámenes no dejan lugar a dudas de que se trata de un caso excepcional. La nota más baja es un 9,50 en Biología. Tres 9,75 en Francés, Química y Matemáticas. Y tres espléndidos 10 en Lengua, Historia y Física que se complementan con una media de 10 en el Bachillerato. 

«Mis padres me dicen que se lo esperaban y están contentísimos», afirma Lucía, que con la nota media obtenida, la más alta de Madrid, puede aspirar a lo que quiera, pero ya tiene algo en mente: «Me gusta Medicina, siempre me ha llamado la atención, pero a lo mejor más por el tema de investigación. De hecho, piensa en especializarse en Neurología. 

Sobre dónde, esta espléndida estudiante tiene claro que en Madrid «por estar cerca de los amigos». «Creo que estudiaré en la Autónoma por la cercanía con mi casa», señala la joven, que además asiste a clases de viola «cuando tiene tiempo». «Hemos hecho algún concierto, pero por aquí...». 

Para Lucía el proceso de la Selectividad, como para todos, fue muy duro. «Yo me agobio mucho; no podía dormir, me acostaba tarde repasando y a las 9 estaba en pie, casi estudiaba 24 horas», recuerda sobre aquellas semanas de preparación. 

La joven no se olvida de sus compañeros de clase, muchos de los cuales han obtenido también muy buena nota. «He tenido una suerte increíble tanto con los compañeros como con los profesores y el personal que trabaja en el centro; hay mucho compañerismo», afirma Lucía, que añade que eran «treinta y tantos» en las tutorías. 

La noticia de la supernota no ha pillado por sorpresa en el instituto, donde Lucía lleva seis años estudiando, desde primero de la ESO. Y es que la joven, que cursaba el bachillerato Científico Tecnológico, ya había logrado la medalla de oro de las Olimpiadas de Química de Madrid y uno de los Premios del certamen de Jóvenes Investigadores. 

«Lucía tiene una capacidad intelectual extraordinaria, pero además grandes dotes para el esfuerzo y para el sacrificio y nada es fruto de la casualidad», dijo a Efe el director del IES Severo Ochoa, Agustín Calvo. En total, el 91,86% de los alumnos que se presentaron ha aprobado la Selectividad en Madrid, de los que más de la mitad son mujeres, un 54,8%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario