14 agosto 2015

Entrevista a Alejandro Sanz

1 ¿De verdad Miami es una ciudad para quedarse?

Es que hay muchos Miamis. El mío es uno muy de cara al mar, de coger la lanchita y meterme entre las olas, bailando

y hablando con ellas.

2 ¿Qué echa de menos de Madrid?

De vez en cuando agarro el coche y me paso por Moratalaz, a pasear la nostalgia en los parques, en el instituto, en los bares… Todo me parece muy pequeño. El mundo en general se ve más grande a los 15 años.

3 ¿Era de los malotes del barrio?

Antes había unos límites. Podía ser el mayor macarra en la calle, pero en mi casa, como sacara mi madre la zapatilla… ¡Qué puntería tenía!

4 Es que aquellas madres eran mucha madre.

Y tanto. Son unas santas, se merecen un monumento. Todo lo que no nos dio la escuela lo aprendimos en casa gracias a ellas.

5 ¿Qué más recuerda de la suya?

Era un personaje. Si le caía mal alguien, le torcía la cara sin cortarse. Había momentos en que me ponía en apuros, aunque ahora lo veo maravilloso. Siempre he dicho que he sido muy golfo por parte de padre, pero cada vez soy más sincero y me viene de mi madre.

6 ¿Y cómo se apaña ahora con sus cuatro hijos?

En casa tenemos ayuda, si no sería imposible. Los niños son pequeñas bombas atómicas explotando continuamente.

7 ¿Alguno apunta maneras de artista?

La mayor, Manuela, es supersensible. Y Dylan es un crack. Nació en Nueva York, su padrino era Paco de Lucía. No sé si será artista pero tiene tres años y ya habla español, inglés, árabe y ruso.

8 ¿Me está tomando el pelo?

No, está yendo a la Rainbow, una escuela con la que colabora Raquel [Perera, su esposa]. La educación hasta los seis años no tiene que ser solo jugar con plastilina, porque el cerebro a esa edad es como una esponja.

9 ¿La distancia ayuda a entender mejor la política española?

Lo suficiente para ver que el pueblo puede aguantar cualquier crisis, pero no sinvergonzonerías como que un jefe de Gobierno mande mensajitos de apoyo a un imputado por corrupción.


y 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario