12 agosto 2015

Crisis en el sector lácteo

Desde 200, y por iniciativa de la FAO, se celebra el 1 de junio el Día Mundial de la Leche. 

Una jornada para recordar la complicada situación del sector en España, inmerso en una guerra entre productores, industria y distribución que ha hundido el precio de la leche y que está comprometiendo la supervivencia de miles de explotaciones ganaderas.

De momento, la pugna deja un notable perdedor: los ganaderos, obligados a vender a las industrias muy por debajo del precio de coste. 

"Nos vendieron el fin de las cuotas lácteas como una oportunidad, pero los ganaderos siguen siendo rehenes de la industria, que está pagando entre 25 y 30 céntimos el litro cuando producir cuesta al menos 38 céntimos", denuncia Adoración Martín, de la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos.

Sus previsiones son funestas: "Si seguimos así, de las 17.000 explotaciones que había en España cuando acabó este régimen, podrían desaparecer más de 2.000. Y no precisamente las pequeñas o poco eficientes, también las grandes y bien gestionadas. No hay empresa que aguante esos precios".

La situación se ha agravado por la reciente multa de 88,2 millones que la CNMC impuso a las industrias por repartirse el mercado de la leche cruda y pactar precios. 

Tras la multa, las sancionadas anunciaron el recurso ante la Audiencia Nacional aunque, de momento, sólo Danone, Central Lechera Asturiana y Lactalis lo han presentado formalmente. 

Por otra parte, la cooperativa navarra de San Antón, los únicos productores que colaboraron con Competencia en la investigación del expediente y que posteriormente denunciaron un boicot por parte de Senoble –sus compradores–, ultiman ya una reclamación judicial por daños y perjuicios.


El Ministerio de Agricultura y su titular, Isabel García Tejerina, se han revelado incapaces de poner orden en el sector. Su denominado Paquete Lácteo, que establecía una duración de un año para los contratos, se ha tropezado con la industria, que mediante la patronal Fenil ha recurrido la norma ante el Supremo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario