04 julio 2012

El Romeo y Julieta de Moscú

«Esperamos producir un estallido de emociones». Bajo estas palabras cargadas de esperanza se presenta en la capital la compañía de baile Moscow City Ballet. Tras 24 años de trayectoria aterriza por primera vez en España para deleitar a madrileños y visitantes en el Teatro Compac Gran Vía hasta el próximo 5 de agosto.

Romeo y Julieta es su carta de presentación, pero el recorrido no termina ahí. El lago de los cisnes y La Bella Durmiente culminan la programación de actuaciones previstas. Y es que los clásicos siempre vuelven. Aunque en este caso, las versiones cuentan con la batuta tan particular como laboriosa del director artístico de la compañía, Víctor Smirnov-Golovanov.

El dinamismo se convierte en un imprescindible sobre el escenario. Por ello, algunos fragmentos anticuados que amenazaban con ralentizar el espectáculo han sido suprimidos. «Es imposible dormirse», bromea la directora del Ballet Ludmila Neroubashenko.

Preservar el patrimonio tradicional del ballet ruso, conservar el estilo de la coreografía clásica y mantener una disciplina artística al más alto nivel son los tres pilares básicos en torno a los que se concentra la compañía que, con 50 bailarines y creada por el propio Smirnov-Golovanov en 1988, cuenta con más de 2.300 actuaciones a sus espaldas.

Sus integrantes viven a diario bajo la alta exigencia que su profesión requiere. «Para progresar en este arte hay que tener un objetivo y trabajar en él», afirma Talgat Koshabaev, uno de los solistas.

En sus inicios, el ballet para él era un completo desconocido, aunque le gustaba bailar y «tenía el don de saber escuchar la música», explica Koshabaev. «Una cualidad imprescindible para conseguir transmitir y emocionar».

Para Alevtina Lapshina, otra de las solistas, la pasión de su madre por la danza fue la culpable del principio de su carrera profesional, que la llevó por los mejores escenarios rusos para, finalmente, apostar por la compañía en la que ya lleva cuatro años y donde comparte profesión con su marido.

La familiaridad y la amistad entre los integrantes son una de las cualidades a destacar de una agrupación que, bajo cuidadosas coreografías plagadas de detalles y un vestuario y decoración exquisitos, llega para exhibir la mejor y más merecida herencia clásica de Moscú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario