15 junio 2016

Moria Casán la Cicciolina argentina

Si las vedettes Norma Duval o Barbara Rey quisieran ingresar de diputadas a las Cortes en Madrid probablemente casi nadie las tomaría en serio. Pero en Argentina la política es muy diferente a la de España y, si de ganar votos se trata, cualquier mamarracho parece posible.

A la caza desesperada de sufragios de cara a las elecciones legislativas del 23 de octubre, el partido del ex presidente peronista Carlos Menem (1989-1999) aúpa de candidata a diputada a Moria Casán, vedette y animadora de televisión, que parece dispuesta a seguir el derrotero de la italiana Cicciolina, la actriz porno que ocupó un escaño en la Cámara baja transalpina.

Su verdadero nombre es Ana María Casanova y, en realidad, está ya algo venida a menos como vedette por los 58 años que declara tener. Sin embargo, se preocupó de aclarar al electorado que si llegase a ocupar un escaño seguirá exhibiendo sus pechos, rellenos de silicona, de forma desinhibida.
«Pienso tener las lolas (tetas, en argot bonaerense) abalconadas.Va a ser todo a la vista, pero no creo que los otros diputados me las miren», comentó en un programa del canal Telefé.

Actualmente Casán es la protagonista del culebrón Doble Vida, que emite el canal América. Allí interpreta a la madama de un burdel de lujo que suele morrearse apasionadamente con su chulo, el jovencísimo actor chileno Gonzalo Valenzuela, apodado Manguera por quienes le han visto en la ducha. «Me siento orgulloso de ser el primer chileno en darle un beso a semejante mujer. Me merece mucho respeto, ella tomó la iniciativa y lo hizo bastante bien», declaró el comediante.
A la vez, la actriz se sube todas las noches al escenario del teatro bonaerense Broadway a representar la obra humorística El Fondo puede esperar, en alusión a los pagos de deuda externa que el Gobierno del presidente peronista Néstor Kirchner cumple a rajatabla con el Fondo Monetario Internacional.

El paso de Casán sin ropas por el cine argentino muestra a las claras su vocación picaresca. Actuó, entre otros, en los filmes Así no hay cama que aguante, Expertos en pinchazos, Encuentros muy cercanos con señoras de cualquier tipo, Con mi mujer no puedo, Los doctores las prefieren desnudas y Los caballeros de la cama redonda.
Durante los últimos años se ha dedicado a conducir un programa de telebasura en el que los invitados cuentan cómo pusieron los cuernos a sus parejas o se los pusieron. También montó Playa Franca, un balneario de pago para practicar el top-less a orillas del Atlántico, aprovechando que en en el país se prohíbe el nudismo en las playas públicas.

Con esas experiencias, Casán pretende ahora ingresar en el Congreso de los Diputados, una de las instituciones más desprestigiadas del país. Irá de primera candidata por Buenos Aires en la lista del Movimiento Popular de Centro, de Menem y del también ex presidente Adolfo Rodríguez Saa, con sólo ocho días en el poder en 2001.
«Lo primero que voy a hacer si llego a la Cámara será hacer construir refugios para las mujeres golpeadas», afirmó la candidata, sin enterarse aún -a lo mejor porque dedica la mayoría de su tiempo a hablar de sus preferencias sexuales- de que en el Parlamento sólo podrá legislar.

Cuando, en 1989, Menem llegó a la Casa Rosada, Casán amenazó con marcharse a vivir a Estados Unidos. Pero él la invitó a vivir las juergas nocturnas de «pizza y champáña» que montaba en la residencia presidencial de Los Olivos y entonces ella se empezó a adherir a su política neoconservadora.

Menem la impulsa de candidata para ensombrecer las campañas de Cristina Fernández de Kirchner y Chiche Fernández de Duhalde, esposas de sus enemigos dentro del peronismo. A fin de cuentas, el ex presidente siempre ha entendido muy bien qué es eso de la telepolítica y cómo sacarse candidatos de la chistera.

Ya lanzó en los años 90 al cantante Palito Ortega y al ex piloto de Fórmula 1 Carlos Reutemann, que terminaron de gobernadores de provincias. Y también aupó al ex piloto de motonáutica Daniel Scioli, que hoy es el vicepresidente de Argentina. Así, pues, la consigna «Casan diputada» amenaza con convertirse en una increíble realidad.

«Pienso tener las lolas (tetas) abalconadas, pero no creo que los otros diputados me las miren»
1946: Nace en Buenos Aires con el nombre de Ana María Casanova.1973: Empieza su carrera cinematográfica participando en la película Los caballeros de la cama redonda. 1989: Cuando Menem llega al Poder, amenaza con marcharse del país. 2005: Interpreta la madama de un burdel en el culebrón Doble Vida y actúa en el teatro bonaerense Broadway. 2005: Anuncia su candidatura al Parlamento en las filas del partido de Menem.

No hay comentarios:

Publicar un comentario