07 octubre 2014

Johnny Winter

Suele decirse que el blues tuvo un hijo y se llamó rock & roll. Pocos bluesman como Johnny Winter pueden suscribir tal opinión, por cuanto se hizo grande con el blues primitivo de su Texas natal y leyenda cuando lo enchufó a la electricidad rockera vía Chicago

A ello hay que sumar que el guitarrista, albino de nacimiento, era uno más entre la comunidad negra del blues, siendo un artista tratado como un igual frente a otros instrumentistas "sobrinos del blues" como bien pudieran ser Eric Clapton o Jimmy Page. 

Su disco Johnny Winter And (1971), una de sus obras maestras donde se incluía la versión de Jumpin´Jack Flash de los Rolling Stones, le abrió las puertas de un público variado y masivo que iba desde los blueseros a los rockeros e incluso los heavys, posicionándole como uno de los guitarristas más influyentes y considerados del blues-rock moderno. Johnny Winter ha fallecido en Zúrich a los 70 años de edad, tras un largo tiempo dando sustos y generando toda suerte de rumores agoreros.

En este sentido, John Dawson Winter III, para todos Johnny Winter (Texas, 1944), tiene en común con la serie negra literaria que –como a muchos de sus personajes– siempre hay quien le da por desaparecido. 

Así de azarosa era su leyenda, sobre todo a partir de sus últimas comparecencias, donde todas las crónicas siempre le diagnosticaban cansancio moribundo –Albino desvalido o La decadencia de una leyenda son algunas de las perlas que recientemente le ha dedicado la prensa–. 

Así sucedió una vez más con su última visita a nuestro país, realizada el pasado mes de mayo y con actuaciones en las plazas de Madrid, Barcelona, Bilbao y Palma de Mallorca. No obstante, él siempre fue a lo suyo, a encumbrar el blues eléctrico, y de hecho en breve tenía prevista la publicación de nuevo disco, Step Back, que ahora se queda en polvo.

Winter tiene una biografía larga y fecunda con sólidos pilares sobre la versión eléctrica de la escuela del blues de Chicago, aunque antes se había imbuido de las formas primitivas y acústicas del género. 

A los 14 años, junto a su hermano Edgar, formó su primera banda, Johnny and the Jammers, tocando paralelamente con bluesman de altura como Clarence Garlow, Calvin Johnson o B.B. King. Durante esta época también formaría el trio The Cyrstaliers and It and Them, con el que intentaría hacerse un espacio en los clubes locales.

Durante varias temporadas buscaron un éxito que sólo llegó gracias a un reportaje publicado en 1968 en la revista Rolling Stone. El premio a tan ardua hazaña para, no lo olvidemos, un artista de blues blanco fue un disco con Columbia (el genérico Johnny Winter de 1969) y la apertura de locales y festivales mediáticos como el de Woodstock.

Siempre hubo desde el principio una inspiración claramente bluesera en Johnny Winter, como corresponde a alguien que creció en el sur segregacionista de Estados Unidos. 

Los primeros años 70 vieron, no obstante, cómo transformaba esta influencia en rock duro, creando una banda con antiguos componentes de los McCoys, la Johnny Winter And, y adaptando estándares de los Rolling Stones y Chuck Berry a su repertorio, gracias a discos como Second Winter o el mencionado Johnny Winter And. 

A este tiempo también pertenece su relación con las drogas, a la que años más tarde desafiaría con otro álbum monumental Still alive and Well, que contiene temas ardientes como Rock´n´roll, el inédito firmado por Jagger y Richards Silver train y su ya famoso Let it bleed.

Winter producía discos al mismísimo Muddy Waters, tocaba con grandes como John Lee Hooker, Albert Collins y le cedían canciones, artistas como John Lennon (Rock´n´roll people) y o Alien Toussaint (Mind over matter).

Grabó para sellos tan reputados como Blue Sky o Alligator y obtuvo varios Grammy en su vida, siempre aferrado a un amor incondicional al blues, aunque su eco en el rock le reportará sus mayores éxitos: "El blues es pura emoción y sentimiento; si no tienes eso, nunca serás bueno", acababa de afirmar el mes pasado al sitio web JournalStar.com.

Publicó una veintena de discos y, tras Raíces, de 2011, estaba previsto que el próximo septiembre lanzara el que será ya su disco póstumo, Step Back, en el que toca con invitados de la talla de Eric Clapton, Ben Harper, Billy Gibbons, Joe Perry, Dr. John, Leslie West, Brian Setzer y Joe Bonnamassa. Su nombre, además, figuraba por méritos propios en el exclusivo ránking de mejores guitarristas de todos los tiempos que realiza la revista Rolling Stone.

Hoy el blues albino se ha fundido a negro total. Hoy, sí, desgraciadamente, el rumor era cierto: ha muerto Johnny Winter, el tornado de Texas.


Johnny Winter, guitarrista de blues y rock, nació en Beaumont (Texas, EEUU) el 23 de febrero de 1944 y murió en Zúrich (Suiza) el 17 de julio de 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario