Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2015

Ana Bolena la más ambiciosa de todas

Imagen
Antes de Ana Bolena, la ambiciosa segunda esposa de Enrique XVIII, todas las demás fueron unas diletantes. En el biopic televisivo The Tudor, la sed de poder es, precisamente, el rasgo de su carácter que inspira la notable y perturbadora interpretación de Natalie Dormer, su enésima encarnación. 
Inglesa rubia y traslúcida; actriz casi desconocida; experta en esgrima y coleccionista de armas (un detalle que los directores de casting han tenido en cuenta con genuino humor negro ya que la auténtica Bolena gozó del privilegio de ser decapitada con espada en vez de con hacha), aparece aquí en cambio de morena abrasadora, con el cabello en desbandada tal y como lo llevaba la hechicera Ana, que a su vuelta a Inglaterra, procedente de la corte francesa, exhibe sin decoro una exótica y afrancesada melena suelta decorada con airones de diamantes sobre sus delicados hombros. 
Natalie no es la primera ni la última actriz que afronta uno de los personajes más trasteados por el cine, pero sí es la…

Si eres un friki esto te interesa

Imagen
Kal-El, Totoro, Uhura, Data, Trancos, Palpatine, Moss, Richard Garfield, Rose Tyler, Cosmo Kramer. ¿Le suenan estos nombres? Si la respuesta es sí y, además, es capaz de contar de dónde vienen, a dónde van, de qué color tienen el pelo, cuál es su comida favorita o con qué superpoder han sido bendecidos, está claro: usted es un friki.
Hasta hace poco, este adjetivo se utilizaba de manera peyorativa. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, y gracias a la aparición y popularización de las nuevas tecnologías, ha tomado un novedoso significado. El libro Piratas de textos, del autor estadounidense Henry Jenkins, ofrece una panorámica de este fenómeno, según la cual los fans, los frikis, conforman un complejo movimiento que extrae sus recursos de la cultura comercial y los reelabora con otras finalidades.
«Aquello de soy yo y mis circunstancias, de Ortega y Gasset, hoy debería ser soy yo y mis influencias», asegura Rubén Hurtado, guionista, escritor y estudiante del Máster de Narrativa de E…

Silvio Berlusconi mantenía relaciones sexuales con menores de edad por dinero

Imagen
Grotesco, sórdido, atroz, patético... Son algunos de los adjetivos que los columnistas italianos utilizan para describir el ambiente de las fiestas de Silvio Berlusconi, acusado por la Fiscalía de Milán de abuso de poder y de haber mantenido relaciones sexuales con menores de edad a cambio de dinero. Y lo cierto es que es inevitable sentir un profundo desasosiego al leer la transcripción de las escuchas telefónicas realizadas por orden de los magistrados a las asistentes de esos saraos.
Il Cavaliere se encuentra cada vez más acorralado: la oposición de centroizquierda, secundada por los democristianos, pide a gritos su dimisión. El Vaticano ha comenzado a darle la espalda, como lo demuestran las duras críticas que ayer lanzaba contra él el Avvenire, el periódico de la conferencia episcopal italiana. Y el jefe de Estado, Giorgio Napolitano, no duda en hablar de «turbación de la opinión pública ante las graves hipótesis de delito» que pesan sobre Berlusconi.
Pero el primer ministro no …

Los catalanes se están volviendo civilizados

Imagen
Su ayer fue el hoy del periodista de papel (cosa distinta puede ser el periodista audiovisual). Por tanto, escribo antes de que el gozoso acontecimento -la última corrida en la última plaza de toros de Barcelona- se haya producido. Pero doy por hecho el hecho y es para mí motivo de gran alegría, como el título de este artículo ya proclama.
Si digo Cataluña en lugar de Barcelona es porque la Monumental era la última plaza de toros que quedaba activa en esta comunidad. Aquí conviene recordar que cuando los nacionalistas catalanes proclaman que las corridas de toros son un odioso rasgo de españolidad -sí, los españoles las llaman Fiesta Nacional- es porque quieren olvidar la honda españolidad de Cataluña, por lo menos en lo que a este bárbaro espectáculo se refiere: la plaza de toros más antigua de España era la de Olot y Barcelona fue la única ciudad española que en un momento dado tuvo cuatro plazas de toros activas y ensangrentadas los domingos y otras fiestas de guardar.
Y ahí es do…