27 diciembre 2013

Promociones para el fin de semana

Lo que ahora parece tan natural al abordar un viaje en avión (auriculares gratis, paneles LCD individuales, películas de estreno, menús diseñados por grandes chefs...) no era algo habitual hace veinte años. Singapore Airlines fue pionera en ofrecer estos y otros tantos servicios a todos sus pasajeros, independientemente de la clase en la que éstos volaran.

Hoy, la aerolínea asiática sigue siendo un referente con rutas a 63 destinos en 34 países a bordo de una de las flotas de Airbus y Boeing más jóvenes del sector. Los que deseen conocer las maravillas del Sudeste Asiático (aunque hay que señalar que Singapore vuela a todos los continentes) disponen de varias ofertas en vuelos semanales que conectan El Prat en Barcelona con el aeropuerto de Changi en Singapur.




Una vez allí puede optar por quedarse un par de días (el destino bien lo merece) o continuar viaje a Japón, Corea, China, Hong Kong, Taiwán, Camboya, Malasia, Tailandia, Indonesia, Vietnam, Myanmar y Filipinas. Aunque se trata de rutas de varias horas de duración, la comodidad a bordo de los aviones de Singapore Airlines está asegurada. Para empezar, las conocidas como Singapore girls —auxiliares de vuelo de la compañía— ofrecen un servicio impecable a todos los pasajeros.

Éstos, que pueden disfrutar desde el primer momento de pantallas individuales de entretenimiento con las mejores películas, juegos y documentales (más de 1.000 opciones reunidas en el sistema bautizado como KrisWorld), tienen también a su alcance, independientemente de la clase en la que viajen, un menú gourmet que nada tiene que ver con la paupérrima "comida de avión" y que va acompañado de champán, vino y una variada carta de bebidas.

En la carta de vinos de la Business Class, por cierto, se ha colado por primera vez un tinto español: un reserva 2007 de Bodegas Roda y D.O. Rioja, para más señas.

Pero la oferta gastronómica no termina aquí. Singapore Airlines cuenta con el servicio Book the Cook, que permite pedir el plato principal antes de subirse al avión. El pasajero sólo tiene que seleccionar la opción deseada y hacer la reserva al menos 24 horas antes de la salida del vuelo.

Todas las comodidades imaginables están disponibles en clase turista. Mediante un diseño funcional y materiales innovadores, el nuevo asiento de esta clase permite afrontar vuelos de larga duración con mayor comodidad, pues dispone de un amplio espacio para las piernas, nuevos cabezales laterales para un mejor apoyo de la espalda, un reposacabezas ergonómico regulable en altura —que facilita un mejor soporte para el cuello— así como una nueva pantalla táctil de 11,1 pulgadas para acceder a la ya mencionada oferta de ocio y entretenimiento KrisWorld.

Si, por otro lado, es de los que viaja por negocios o simplemente su presupuesto se lo permite, podrá comprobar que volar en business o en primera clase adquiere una nueva dimensión con Singapore Airlines. Para empezar, en estas categorías la atención es extremadamente personalizada y los asientos casi alcanzan los 180 grados, ideales para dormir.

Luego vienen los detalles que añaden comodidad al vuelo: ropa de cama de algodón, diversas luces de lectura regulables en altura e intensidad, pantallas de 18 y 24 pulgadas, prácticos compartimentos para ordenar los efectos personales... Por si esto fuera poco ahora, además, los Airbus 380 cuentan con exclusivas suites que harán olvidar a sus ocupantes que se encuentran en el interior de un avión.

Se trata de habitaciones con una cama independiente en lugar del asiento reclinable, así como puertas deslizantes y persianas para elegir el nivel de intimidad y realizar el vuelo ajeno al resto de pasajeros. Como culmen del lujo, los ocupantes de las suites tendrán a su disposición un exquisito menú elaborado por el Panel Culinario Internacional de la compañía, integrado por prestigiosos chefs de todo el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario