02 diciembre 2010

Ya vamos con retraso

La pregunta quizás es si ahora la moneda Japonesa sigue ofreciendo una interesante oportunidad para hacer Carry Trade. Es decir si podemos endeudarnos en Yenes para poder poner ese dinero en otra divisa que nos ofrezca una mayor rentabilidad para ganar con la diferencia. Lo cierto es que el Yen sigue ofreciendo esa oportunidad, pero a diferencia del pasao, no es la unica moneda que la ofrece. La bajada de los tipos de interés a nivel mundial ha restado atractivo al Yen, que se encuentra con monedas como la americana, el Dolar, con tipos de interés muy similares.

Debilidad, es la situación de nuestro mercado. Una sensación confirmada por técnico y que parece que vaticina un movimiento a la baja goteando.Porque  parece complicado cambiar la dinámica en la que estamos metidos. Una situación donde parece que el tiempo solo retrasa los problemas que vendrán,  y a los que tendremos que enfrentarnos para poder dejar atrás todas las dudas. Mientras tanto llevaremos en la espalda pequeñas bombas en potencia con fecha de caducidad.

Es posible que estas dudas dejen permitan a nuestro mercados estar “supuestamente baratos”. Pero ya sabemos que eso en bolsa, no funciona, que lo barato, generalmente se vuelve mas barato. Ya habrá tiempo para volver.

Desde el punto de vista técnico y con respecto al Euro/Yen el nivel de los 126 es realmente importante. Sería la confirmación del movimiento a la baja. Cuidado con la caida donde puede saltar Stops sobre todo en la zona de 113, y puede volver a repetir un latigazo. A la hora de salirse, la gente lo hará en modo panico como paso el año pasado.

La operativa es complicada por la volatilidad. No obstante tomar posiciones bajistas de romper la zona de 126 puede ser una interesante opción.

Probablemente la pregunta mas importante que nos estamos todos haciendo, es si España tendrá las mismas dificultades que Grecia. Hemos pasado de negar la crisis, a negar el 20% de pago, y ahora a negar el estancamiento. Y la verdad es que uno tiene la sensación, y sobre todo ahora que el mercado parece confirmarlo, que se esta retrasando lo inevitable.

Porque los mercados están dictando sentencia, tanto con las calificaciones de la deuda de España, como con la evolución de nuestro indice. Una sentencia negativa. No había vivido una descorrelación tan importante entre España y EEUU en toda mi vida operando. Y eso genera contradicciones, porque y pese a que nuestro indice este pasando problemas, no podemos negar la recuperación económica en todo el mundo.
El Euro Yen fue una de las operativas mas rentables del año pasado. Este sin embargo y debido a la volatilidad, de momento se ha saldado con una entrada en falso en la zona de 129 con la rotura del STOP en la zona de 131.

En mi charla en Bolsalia, y cotizando sobre la zona de 135 apunte que me parecía una oportunidad para posicionarse a la baja. Principalmente porque la caida que nos dejo la moneda del año pasado fue tan fuerte, que me hace pensar que marco un punto de inflexión de la tendencia en la divisa. Una caida tan fuerte como la del Euro Yen del año pasado ante todo lo que deja es gente pillada.

Esto desde luego es un problema para la moneda que ya de por si tiene importantes posiciones en Deuda.  La impresión de dinero para resolver los problemas de las entidades financieras, debería infravalorar el Dolar. La cuestion en monedas es saber si realmente cuanto dinero esta imprimiendo EEUU por ejemplo con respecto a Europa. Esto nos podrá dar una primera pista de si revalorizará o infravalorará el Dolar.

A nivel tecnico esa pregunta nos las contestará el Dolar/Yen y tambien el Dolar/Euro.  Si realmente el Dolar se infravalorará con respecto al Yen, entonces el efecto es doble, dado que no solo tendríamos una mas fuerte salida de deuda japonesa, que se estaría revalorizando, con una entrada en deuda en Dolares al ofrecer una excelente oportunidad de carry trade.

Cuando comenzaba esta correción, le pedía yo al mercado un máximo decreciente. Para poder empezara tener una estructura bajista. Y nuestro indice la ha dejado. En esta situación nos arriesgamos a que esas posiciones bajistas, puedan verse arrastradas por una sentimiento positivo en el resto de mercado, del que incluso aunque estemos descorrelacionados será complicado de evitar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario