17 septiembre 2015

El pollo que vivió un año y medio más después de que lo decapitaran

La historia tiene ya su tiempo, ya que esto pasó en septiembre de 1945, así que conociendo a la sociedad más de uno podría culpar de esto a Hitler e incluso decir que se reencarnó en el pollo, que todo es posible, pero vayamos a la historia del pollo.

Los Olsen, un matrimonio de granjeros de Colorado, EEUU, estaban matando pollos para poder venderlos, un total de 50 pollos, pero uno de aquellos pollos que decapitaron se mantuvo con vida a pesar de no tener cabeza durante un año y medio.

Pensaban que el pollo iba a morir pronto y lo metieron en una caja de manzanas pensando que al día siguiente estaría muerto, pero pasaban los días y aún se mantenía con vida. Así que decidieron llamarlo Mike.

A Mike lo alimentaban a través de una jeringuilla o de un cuenta gotas a través del agujero que le quedó justo donde lo decapitaron, que le llegaba al esógafo y le limpiaban el moco exactamente igual.

La historia del pollo sin cabeza corrió como la pólvora y un periódico de la zona fue a la granja para entrevistar a la familia Olsen y conocer el pollo sin cabeza. Un empresario vio la publicación del periódico y se puso en contacto con ellos para ganar dinero llevando al pollo de feria en feria.

Mike también tuvo que ir a la Universidad de Utah donde lo examinaron para averiguar porque el pollo no murió en la decapitación y todo parecía indicar que fue gracias a un coágulo de sangre y el corte en el sitio justo, lo que evitaron que muriera desangrado.

El hachazo que recibió lo dejó sin pico, cara, una oreja y ojos pero pudo conservar el 80% de su masa cerebral que es lo que controla el cuerpo, las funciones principales, el corazón y la respiración.

Se sabe de gente que ha intentado volver a conseguir recrear la historia de Mike, pero hasta el momento no se sabe de la existencia de otro pollo vivo sin cabeza.

Mike murió a los 18 meses de su decapitación porque sus dueños olvidaron la jeringuilla en una de las ferias y no pudieron evitar que muriera sofocado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario