14 marzo 2012

La policía dando problemas

Cuatro ertzainas resultaron heridos y tres personas fueron detenidas ayer por la tarde durante los prolegómenos del encuentro Athletic-Lokomotiv, según informó anoche el departamento vasco de Interior. Los incidentes se produjeron en el cruce entre las calles María Díaz de Haro y Rodríguez Arias. Dos de los agentes precisaron de atención médica al ser alcanzados por diversos objetos. De los tres detenidos, dos son de nacionalidad rusa mientras que el tercero es de Bilbao. También se produjeron algunas conatos de trifulca en los aledaños de San Mamés que no revistieron gravedad.

La noche anterior también resultó movida en Bilbao. Alrededor de las 22.00 horas del miércoles, un grupo de seis o siete aficionados rusos se encontraban en una terraza del bar Gure, situado en la Calle Ercilla de Bilbao. Según la Ertzaintza, estaban tomando una consumición de forma tranquila, en actitud normal. De repente un grupo de unas 20 ó 30 personas arremetieron contra ellos. «Iban directamente a por los chicos, no sé por qué, tirando piedras y luego con las sillas del bar», describió a Efe uno de los empleados del establecimiento. Uno de los jóvenes agredidos precisó atención médica en el hospital de Basurto tras ser golpeado con una silla.

Las investigaciones de la Ertzaintza apuntan a ultras del Athletic como responsables de dichos actos. Durante la jornada de ayer, algunos medios publicaron que las sospechas se centraban en hinchas italianos del Montepaschi Siena, equipo que había jugado horas antes en Miribilla. Sin embargo, desde el departamento de Interior del Gobierno vasco descartan esa hipótesis, ya que no hay «ningún indicio» de que los seguidores del club de baloncesto estuvieran implicados.

Tampoco estuvieron implicados los aficionados de la peña Italiako Lehioak que viajaron a Bilbao para presenciar el encuentro. «Ningún miembro de nuestra peña ha participado en las agresiones sufridas por los hinchas del Lokomotiv. Estar en Bilbao es para nosotros un privilegio y cuando podemos hacerlo es para disfrutar plenamente del Athletic. Manifestamos nuestra total repulsa y condena a acciones de este tipo», declararon a través de un comunicado publicado en la web del Athletic que firma su presidente Emiliano Gabrielli.

Los agresores -algunos de ellos con la cabeza rapada- atacaron a sus víctimas con la cara tapada o encapuchados, según los vídeos de seguridad de comercios cercanos que está utilizando la Ertzaintza para la investigación de los hechos. Tanto la agresión como la intervención de las fuerzas de seguridad furon muy rápidas según relató a Efe uno de los camareros del bar Gure: «Me metí en el bar y cerré la persiana; cuando la abrí al cabo de diez minutos ya estaba la policía».

No hay comentarios:

Publicar un comentario