07 noviembre 2010

Seguridad y bonos

Parece que la oferta de depósitos, bonos y otro tipo de productos financieros esta consiguiendo atraer toda la liquidez del pequeño inversor. Después de leer el ultimo libro de Javier Alfayate, sobre el Flujo del Dinero (cuya exclusiva tendremos en Bolsa.com),  se me ha despertado un interés especial por entender cual es la mejor opción para el cash en cada momento.

La situación en la actualidad, es que gran parte de la liquidez se ha refugiado en los bonos, pese a su baja rentabilidad. En parte motivo por la gran incertidumbre en la economía, que ha hecho sacrificar la rentabilidad por seguridad. Otra gran parte del dinero esta saliendo de los fondos de inversión para ir a los depósitos que están ofreciendo las entidades financieras o de la deuda de las empresas. Un dinero invertido con la creencia de que un 4% o 5% es una interesante rentabilidad.

Y realmente esarentabilidad dependerá del la variación del poder adquisitivo de nuestra moneda. Si a día de hoy podemos comprar una silla por 100 euros y en un año estuviera 1 50 euros, con una rentabilidad del 5% nuestra cantidad final de 105 Euros no nos permitiría comprarnos una silla una vez invertida esa cantidad. Por tanto es importante que siempre consideremos nuestra rentabilidad, en función de  la ganancia o perdida de poder adquisitivo, porque es lo que nos permitirá saber  lo  interesante de la oferta.

Uno de los fenómenos mas interesantes es la correlación inversa entre el patrimonio de fondos de inversión y la bolsa. Generalmente en el mínimo de patrimonio en fondos de inversión, es cuando la bolsa suele empezar a recuperarse. Porque es complicado que un producto financiero masivo sea muy rentable. Los fondos de inversión están actualmente en mínimos.

Y ahora nos encontramos con que la masa esta invirtiendo en renta fija, o en bonos. Que productos tan atractivos como los bonos del 4,75%  o los depósitos pueden no serlo si al final nuestro dinero esta secuestrado (en el mejor de los casos), mientras pierde valor.

En este entorno cada vez me parece mas atractiva la bolsa, y creo que es una de las mejores formas de protegerse de políticas monetarias que están siendo tremendamente irresponsables con lo que pueda pasar en el futuro. Porque en este entorno es posible que la Bolsa se una opción mas segura. El movimiento hacia las materias primas, parece motivado por las mismas razones.

Muchos aún siguen pensando en entornos deflaccionarios, pero creo que eso nunca pasará precisamente porque gran parte del dinero de las manos debiles esta invertida en dinero fiduciario. Algo que pintaría un panorama realmente complicado, tanto a las empresas, como a los gobiernos que verían una deuda cada vez mas alta en función de sus ingresos y financiada con unos altos intereses.

Pese a que los analistas se empeñen en aconsejar empresas poco endeudadas, es precisamente un momento excelente para endeudarse para comprar otro tipo de activos que puedan verse beneficiados por una subida de la inflación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario