13 diciembre 2013

Marilyn Manson pinta acuarelas góticas

Brian Hugh (1969) empezó a pintar a finales de los 90, cuando hizo un cuadro en cinco minutos y se lo vendió a un camello. Sus acuarelas son oscuras, perturbadoras, provocadoras, góticas, sorprendentes, como su música. Desde entonces ha exhibido tres colecciones de acuarelas góticas: La edad de oro del Grotesque (2002), Infierno (2017) y Genealogía del dolor (2010), en la que colabora con el genial director de cine y también pintor David Lynch.

Sobre su primera colección expuesta en 2002, la revista de arte contemporáneo Art in America dijo que era como "el material que entregan al paciente de un psiquiátrico para que haga terapia", y vaticinaba que nunca sería tomado en serio en el mundo del arte. Lo cierto es que ahora muchos de sus cuadros se han convertido en piezas de coleccionista.

En su primera exhibición, con su ex Rose McGowan como musa, su lienzos se vendían por 1.500 dólares, pero ahora oscilan entre los 5.000 y los 10.000. Los tres paneles de Hysterical Paraplegic fueron adquiridos por 50.000 dólares. Era el retrato de su íntimo amigo y artista Charles Koutris, aunque en su momento se rumoreó que podía ser Trent Renzor, el líder de los Nine Inch Nails, lo que suscitó una airada polémica entre los fieles de la banda, pues el personaje sujetaba un frasco de narcóticos en su mano derecha. La mayor controversia relacionada con su obra (pictórica) se produjo en 2007, cuando un coleccionista americano pagó 105.000 dólares por Die Deutsche Kampferin (La luchadora alemana), que representa a una persona hermafrodita desnuda con la cara de Chaplin interpretando a Hitler. 

Esta obra, explicó, fue una respuesta a las acusaciones vertidas en la película Bowling for Columbine (2002), sobre la masacre del instituto de Columbine, en la que el director Michael Moore insinuaba que los autores de la matanza se habían inspirado con la música de Manson. "En aquellos momentos me planteé dejar la música", confesó. Acabó creando su propio movimiento artístico, la Celebritarian Corporation, cuyo lema es "vender nuestras sombras a quienes estén dentro". En 2006 compró su propia galería de arte en Los Ángeles, donde expone habitualmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario